Ángela Copello

Edén
Edén
Edén
Edén
Edén
Edén
Edén
Edén
Edén
Edén
Edén
Edén
Edén
Edén
Edén
Edén
Edén
Edén
Edén
Edén

“Fui a los bosques porque quería vivir deliberadamente; enfrentar solo los hechos esenciales de la vida y ver si podía aprender lo que ella tenía que enseñar ". Henry D. Thoreau

Cada imagen es una muestra de la naturaleza en su estado más natural.
Segmentos de la exuberancia, vegetación que cubre la superficie vislumbrando un espacio mucho mayor al fotografiado. Una gama inagotable de verdes. Allí, donde el tiempo se detiene, la naturaleza es como una red de meditación, un espacio de quietud y diálogo con uno mismo. Uno como espectador se hace más consciente del aquí y el ahora.
En mi imaginario éste es el paisaje del verdadero paraíso.
2018/2019